13 razones para comer frutos secos en tu dieta personalizada

Comer frutos secos es muy importantes para el correcto funcionamiento del metabolismo y del sistema inmunitario. Son fuente de grasas favorables pero estudios recientes demuestran que no están relacionados con el aumento de peso, al contrario, comer frutos secos con moderación, te ayuda a alcanzar el peso ideal y a reducir el porcentaje de  grasa corporal.

Recuerda que en todas las comidas de la Dieta Coherente debe haber hidratos de carbono, proteína y grasa favorable, esta última la aportan el aceite de oliva virgen extra, los aguacates, las aceitunas y los frutos secos, por eso son tan importantes en tu dieta para adelgazar.

Por qué debes comer frutos secos

Presentan cantidades importantes de vitamina B6 y de ácido fólico. Su contenido en sales minerales (calcio, hierro, magnesio y zinc) las hace muy beneficiosas para restablecer el pH sanguíneo por su carácter alcalinizante. Aportan ácidos grasos omega 3 7 (palmitoleico) y 6 (linoleico).
Es preferible comprarlos sin salar para reducir la retención de líquidos. Además, por su elevada proporción de materia sólida, han de tomarse con bastante líquido. Puedes consultar la tabla para ver la composición nutricional de algunos frutos secos y semillas.

Te damos 13 razones para comer frutos secos

  1. Las personas que acostumbran a comer frutos secos dos veces por semana tienen un 30% menos de posibilidades de engordar, ya que son muy saciantes y se digieren más lentamente que otros alimentos grasos de igual valor calórico.
  2. Sus grasas moninsaturadas y poliinsaturadas se oxidan antes y no permanecen tanto tiempo en tu organismo.
  3. Son ricos en ácido linolénico y linoleico que ayudan a controlar los triglicéridos y el colesterol.
  4. Comer frutos secos aumenta la termogénesis, es decir la energía gastada en reposo o gasto energético basal que hace que incluso cuando descansas, también consumas energía.
  5. Las dietas hipocalóricas que recomiendan comer frutos secos, tienen menos abandonos ya que le dan un plus de sabor a las dietas y las hace más divertidas y variadas.
  6. Son cardiosaludables. Comer frutos secos 5 veces por semana reduce un 51% el riesgo de padecer un infarto de miocardio.
  7. Una dieta enriquecida en frutos secos puede revertir la arteriosclerosis en las arterias carotídeas en solo un año según el estudio PREDIMED de la Universidad de Navarra
  8. Su contenido en minerales es superior al de las frutas.
  9. Son los alimentos que más hierro aportan a la dieta después de las legumbres.
  10. Fuente importante de potasio y vitamina E.
  11. Beneficiosos durante el dieta coherente, es especial las nueces y las avellanas por su mayor contenido en ácido fólico que previene la anemia y las malformaciones del tubo neural del feto.
  12. Por su contenido en fibra mejoran el tránsito intestinal y previenen el estreñimiento.

Dentro de los frutos secos se incluyen: almendras, anacardos, avellanas, castañas, coquitos de brasil, nueces, nueces de macadamia, pistachos, cacahuetes*, etc. Hay que tener cuidado de no confundir los frutos secos con las frutas secas como: orejones, higos secos, uvas pasas, etc… que están deshidratadas y por ello la concentración de azúcar es mucho mas elevada que en su versión fresca. A veces también se confunden con las pipas, piñones, pipas de calabaza.

Open chat
necesitas ayuda ?
hola
necesitas ayuda